Id Por Todo El Mundo  Pregonad Las Buenas Nuevas !

                        (Dan 12:7) "... y cuando se termine la destrucción del poder del pueblo santo, se cumplirán todas estas cosas."

  

 

Jezreel
Estudio Dos Casas
Circuncision
Libro Dos Casas
Pan Para Los Hijos
Gusanos en el Maná
La Última Cosecha

 

        

                              La Circuncisión

                                 ¿Será Parte del Nuevo Pacto?

                                            

El Cuerpo de Cristo ha empezado un movimiento hacia sus raíces Hebraicas. A consecuencia de esto, ha surgido una nueva controversia. Bueno, el tema de la controversia realmente no es nuevo, sino uno que ha estado adormecido por varios siglos. Aquellos quienes lo promueven se han vuelto el combustible para dicha controversia buscando establecer sus ideas aunque estas abroguen el mismo pacto que estos pretenden enseñar.

Como el titulo de este escrito claramente declara, el enfoque del asunto es la circuncisión en la carne. En el nuevo despertamiento hacia las raíces Hebraicas de nuestra fe, muchos Cristianos se han propuesto a buscar las cosas que son de la fe y se han encontrado bogando en un mar de información donde no faltan los tiburones que siempre esperan a que los peces pasen lo suficiente cerca para devorarlos. No es que yo piense que todos estos tiburones lo hacen por sacar ganancia monetaria. Más bien, creo que estos se ven a sí mismos como lideres a la vanguardia de un movimiento que hace por regresarse a guardar preceptos que piensan ser necesarios; preceptos que realmente no tienen cabida ni lugar en el Nuevo Pacto, pero estos lideres los propagan y enseñan bajo la noción que es necesario guardarlos para no faltar a la obediencia.

El razonamiento de los que abogan por la circuncisión es que el acto es un mandamiento que continúa del Antiguo Pacto a lo que ellos llaman el "Pacto Renovado." En otras palabras, para ellos, el Nuevo Pacto no es nuevo sino una renovación del Antiguo. Conforme a su doctrina, es una modificación del Antiguo; el cual entonces no se le puede llamar antiguo porque sigue en vigor en su forma renovada. Esto es claramente una contradicción a lo que dice Hebreos 9:15, "Así que, por eso es mediador del NUEVO TESTAMENTO (PACTO), para que interviniendo muerte para la remisión de las rebeliones que había bajo el primer (Antiguo) Testamento, los que son llamados reciban la promesa de la herencia eterna." Su razonamiento también se opone a lo que dice Hebreos 8:13, "Diciendo, Nuevo Pacto, dio por viejo al primero; y lo que es dado por viejo y se envejece, cerca está de desvanecerse."

Estos nuevos Ravs, Rabbis, y "maestros" de la Tora desean consolidar la fe Cristiana verdadera (no la de Roma) con la observación de mandamientos cuyo cumplimiento ya se llevó acabo en el Señor Yahshúa. Bien que la palabra justificación indica el llevar cualquier asunto a su debido margen, estas personas están restableciendo el margen conforme a sus propias concupiscencias y dejando a un lado lo que la Biblia dice. Hacen reclamo sobre el incidente que sucedió en Hechos 15 donde se levantaron algunos de la secta de los Fariseos a demandar que se les circuncidara a los Gentiles que habían creído y que se les mandara guardar la ley. Dicen que la razón que el concilio decidió en contra de hacerlo fue por que los Gentiles aún no comprendían el significado de la circuncisión. ¡Lo siento mucho, pero no puedo estar de acuerdo! Oye lo que dice la Escritura: "Ahora pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos yugo, que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?"

¡Que declaración tan más peculiar! ¿Que está diciendo Pedro con decir, "poniendo yugo?" Está diciendo que la circuncisión en la carne es señal de haber entrado en el pacto antiguo y eso requiere obediencia total a todo lo que la Tora o Ley demanda en ese pacto. Por eso nos advierte la Escritura en Galatas 5:3,4, "Y otra vez protesto a todo hombre que se circuncidare, que está obligado a hacer toda la ley. (Tora) Vacíos sois de Cristo los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído."

Estos nuevos maestros de errores antiguos nos quieren hacer creer que esto ha cambiado de alguna manera y que es necesario regresar a observar estos mandamientos que fueron para otros tiempos. El problema con estos maestros es que quieren aplicar su razonamiento estilo Talmúdico a la verdad del Evangelio y terminan por torcer la verdad documentada en el Nuevo Pacto.

 

Otro argumento que presentan es: "¿Porque mandó Pablo que Timoteo fuera circuncidado en Hechos 16:3?" ¡La respuesta se encuentra en el mismo versículo! "...por causa de los Judíos (no creyentes) que estaban en aquellos lugares; porque todos sabían que su padre era Griego." Para que Timoteo pudiera entrar en cualquier sinagoga, tendría que ser circuncidado sino los Judíos no creyentes, quienes siempre han sido rebuenos para enviar el chisme adelante si eso estorba a la propagación del Evangelio, usarían a Timoteo de excusa para crear escándalo y levantar acusaciones contra Pablo por "contaminar" lo que ellos consideraban un lugar santo. Lo que hizo fue contrarrestar un problema antes de que se presentara porque conocía la mentalidad de los incrédulos.

La verdad es que estos maestros se enredan tanto en el Antiguo Pacto que empiezan a buscar la manera de desmentir el mismo corazón de las enseñanzas del Nuevo Pacto para luego hacer que la gracia del Nuevo Pacto tenga que depender de la ley del Antiguo Pacto bajo el titulo de Tora. La verdad es que no consideran que el Nuevo Pacto este al mismo nivel del Antiguo. Quieren hacer a todos beber del vino añejo porque ellos mismos lo prefieren. En abrogar el mensaje del Nuevo Pacto con sus propias interpretaciones, tuercen lo que el Todopoderoso ha escrito y lo quieren hacer reducirse a la mentalidad de ellos.

Que sorpresa tan tremenda se llevarán si no se arrepienten antes de que llegue aquel día en que el Señor Yahshúa les tenga que decir: "Apartados de mi, obradores de maldad; ¡No os conozco!" Y sean relegados al mismo sitio con los papas, los inquisidores, y todo otro mentiroso que se dio el lujo de creer que podía jugar con la palabra de Dios y cambiarla a su deseo. Por eso mismo nos amonesta el Apóstol a que no nos hagamos muchos maestros. Al decir "nos hagamos" esta diciendo que hay uno solo quien levanta Apóstoles, Evangelistas, Profetas, Pastores, Y Maestros. El problema es que ni eso hemos sabido entender y por eso está el Cuerpo como está.

La palabra del Señor dice: "Porque en Mesías Yahshúa ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión; sino la fe que obra por el amor." (Gal. 5:6)

Para dar cierre a este asunto, hay que enfrontar otra acusación que siempre se hace contra los Cristianos. Nos acusan de que nosotros reclamamos que la Tora o Ley ha sido mudada o abolida. Quizás algunos crean así, pero no por eso quiere decir que todos creemos esto. La Tora queda establecida para siempre porque es obra del Señor y todo lo que El hace es permanente. Entonces, ¿Cómo es que no creemos que la circuncisión sea para nosotros? Porque hemos aprendido a "trazar bien la palabra de verdad." Si alguno desea entrar en el Pacto Antiguo, ¡sea circuncidado y échele ganas! Las condiciones son sumamente claras. Debe el tal guardar TODA la ley sin fallar en ningún punto porque el que falla en un punto se hace culpable de violar toda la ley. (Stg. 2:10) Asegúrese el tal que tenga suficiente ganado, palomas, y carneros para los sacrificios porque los necesitará. Si esto le parece demasiado difícil, entonces considere el hecho que el Nuevo Pacto solo requiere lo siguiente para entrar en él: "Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Yahshúa HaMashiach para el perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo." Esto es todo lo que hay que hacer para entrar en el Nuevo Pacto con el Señor. Estoy de acuerdo con la Escritura cuando dice que este Pacto es establecido sobre mejores promesas. (Heb. 8:6) En el arrepentimiento y bautismo es donde el Señor nos circuncida sin mano de hombre al rendirnos nosotros a El. El bautismo o inmersión es donde morimos al pecado y a la ley. Es donde también resucitamos en novedad de vida para vivir para Dios. (Rom. 6:2-7; y 7:6.) La invocación del nombre que es sobre todo nombre es lo que hace valido el proceso. El Espíritu con el cual El nos sella es el poder para nuestra caminata y nuestro sello de redención. (Hechos 1:8)

No, la Tora nunca ha sido ni será abolida ni cambiada. Somos nosotros quienes hemos muerto, y así quedamos exentos al poder condenador de esta con pertenecer a otro. Pertenecemos a Yahshúa HaMashiach, quien vino no a sujetarnos de nuevo a servidumbre a la ley, sino a librarnos de la condenación. Es dentro de esta libertad que gozosamente servimos a nuestro Padre YHWH estando firmemente colocados, cimentados, y arraigados en Yahshúa HaMaschiach por medio del arrepentimiento y el bautismo en su nombre. (Hechos 2:38,39 y 4:12) ¡Alabado sea el nombre de YHWH nuestro Elohim, de quien toma nombre toda la parentela en los cielos y en la tierra! (EFE 3:14,15)

 

Gracias por tu visita !

 Shalom! 

Para comunicarte, envia email aqui:somos1@onefaithpublications.org                Publicaciones Una Fe                                         

Modificado 07/26/2005

©Copyright 2002-2005 All Rights Reserved

 One Faith Publications 

Todos Los Derechos Reservados

One Faith Publications is a Registered Faith Based Non-Profit Organization